sábado, 31 de diciembre de 2016

Taller de poesía online para encontrar tu propio ritmo o ecualizarlo


Taller en tiempo real.  Me envías anticipadamente tus manuscritos, los leo, agendamos un calendario de citas y vía skype –y con los textos en mano– hablamos de tu poesía.

El taller está abierto a poetas noveles y consagrados.  Y es confidencial, al menos que algún estudiante lo haga público; por ejemplo, el testimonio de Edgar Artaud Jarry:

“Cuando Pedro Granados me dijo “ahora conforma tu libro”, comencé a sufrir. Cuatro meses leyendo y corrigiendo y seleccionando todos los días, con un diccionario al lado, un libro de sinónimos, bebiendo café, revisando. Me di cuenta lo difícil que es publicar, los lectores no se merecen mis descuidos”

En español, portunhol selvagem, spanglish y un largo etcétera.


150 dólares por ocho horas a lo largo, máximo, de un mes.  Pagos vía Wester Union.

Contacto:
pedro_granados@hotmail.com

jueves, 29 de diciembre de 2016

Dime cómo escribes y te diré lo que escribes/ César Vallejo


La técnica no se presta mucho, como a simple vista podría creerse, a falsificaciones ni a
simulaciones.  La  técnica,  en  política  como  en  arte,  denuncia  mejor  que  todos  los
programas  y manifiestos  la  verdadera  sensibilidad  de  un hombre. No  hay  documento
más  fehaciente  ni  dato  más  auténtico  de  nuestra  sensibilidad,  como  nuestra  propia
técnica...

Hay  artistas  que  se  inscriben  como  superrealistas  y  quisieran  practicar  la  estética  de
Breton, pero su escultura, su dibujo o su literatura denuncia, por su clase de  técnica –
complejo  concurso  de  profundos  factores  personales  y  sociales-  una  sensibilidad,
pongamos por caso, impresionista, cubista o simplemente “pompier”.

Creen muchos  que  le  técnica  es  un  refugio  para  el  truco  o  para  la  simulación  de  una
personalidad. A mí me parece que, al contrario, ella pone siempre al desnudo lo que, en
realidad,  somos  y  adónde  vamos,  aun  contradiciendo  los  propósitos  postizos  y  las
externas u advenedizas cerebraciones con que quisiéramos vestirnos y aparecer.

Taller (ONLINE) de poesía para poetas, consagrados o no 

martes, 27 de diciembre de 2016

Taller de poesía para poetas, consagrados o no


Individual, confidencial y por Internet.

Para todo formato: barroco, minimalista, coloquial, etc.; o tal como venga la mano.

La idea es advertir lo que puede hacerse de modo más eficaz; el filón que se deja abierto; o lo que estando ante nuestros ojos no se percibe.

Poetas en tanto lectores analíticos, impresionistas, venecianos o incluso místicos son bienvenidos.

Se garantiza --luego de un tantito de paciencia-- absoluta satisfacción.

Los honorarios del mediador se pagarán por adelantado.

Contacto:
pedro_granados@hotmail.com

Pedro Granados, PhD (Lima, 1955).  Tiene publicados una docena de poemarios.  Varias novelas breves.  Numerosos ensayos; algunos de los cuales giran en torno a César Vallejo y, en particular, a Trilce.  Hizo taller, entre otros,  con Martín Adán, Jorge Eduardo Eielson, Javier Sologuren, etc.

Algunos comentarios sobre su poesía:


"Creo que postula una poesía personal, de largo recorrido, con humor, comprometida pero no política, mágica pero no hermética, reflexiva pero no onanista" Marcos Taracido

"Pedro Granados deja en este libro (como Tàpies en la grisura errática del mundo) los signos de su habla grabada a pulso, esto es, con zozobra y verdad. Esa identidad emocional lo reconduce más allá del muro y la memoria, a la comunicación capaz de humanizar la piedra y el lodo del exilio"  Julio Ortega

"La biografía intelectual de Pedro Granados es sumamente extensa. Tanto que enumerar sus hechos y dichos, hablar de su vida académica, del sitio que ocupa desde ya entre nuestros contemporáneos, por el momento es vano. Su impronta de crítico. Sus breves e intensos artículos sobre los días y las horas de los poetas del Perú y sus aledaños, lo han convertido en un personaje bizarro de las letras.  Nadie sabe a qué atenerse con Granados. Con su levadura crítica. Y no digamos de otros contemporáneos suyos que permanecen perplejos ante la novísima lectura que de Vallejo ha hecho el Granados estudioso y burlón" Vladimir Herrera

sábado, 24 de diciembre de 2016

Fiesta del final del taller de poesía en Ranhuaylla


Al medio, en verde, Miguel Ángel Coletti que volvió a la poesía… si es que alguna vez se extravió o acaso ausentó de ella.  Hubo hallazgos poéticos por doquier, como éste: “… yo sería el oído en la copa”.  Intentamos implementar, en frase de Vladimir Herrera, algo así como una “profundidad sumergida” o de segundo o tercer grado.  Es decir, nada que tenga que ver con la poesía de autoayuda (tipo Acción Poética) ni, por otro lado, con aquella que pone entre paréntesis olores, sabores y un amplio espectro del tacto.  Entre este último, el de la rama que saltó y se continuó entre nuestros brazos;   el del fruto colorado que también, por último, se arrellanó entre nuestros polifónicos poemas.  !Viva Puno!, tal como entonó con fervor y no menos un tanto ya sazonado, Leo Cáceres; aunque aquí Puno significara Lima o Cusco o Arequipa… o incluso cualquier otro no lugar de algún otro no mapa.  P.G.


miércoles, 21 de diciembre de 2016

Osman Alzawihiri e Inkarrí (Intervención)


Las noches retiran sus muertos hacia la locura
Pasarán ahí sus restantes dados
No sé quién camina estos pasadizos
Abriendo hileras de cerros
Hablo lenguajes mudos
Y me abro a estas flores
Hay aquí multitud de vacíos
Alguien preso en su boca
¿Quién está en las orillas de un sol ausente?
Olvidé a alguien que no sé quién es
O soy yo hablando en quechua y bora
¿A quién busco dentro de varios seres?
Aquí están los habitantes que se quieren ir
A casa de sus hijos
Devolveré los suyos al cuarto
Voy a los caballos que galopan sin ver
Entro a mis lágrimas y cerros
En medio del silencio


Osman Alzawihiri (Puno, Perú, 1982). Es docente de literatura y poeta. Ha publicado: Chuspa del café (2009), Sudario 2981 (Poesía, 2010) Herbaje de incienso (Poesía, 2011), Ichus negro (Poesía, 2013). Primer premio Horacio de Educación en el área de poesía 2011. Ha participado en el Festival de poesía Enero en la palabra 2014. Organizó el Primer Recital de poesía Transito de Humo. Es Director y compilador de la Revista de literatura Hado Tártaro.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Poesía peruana en diseño

(Rodolfo, “Yo Yo” y yo)

Mito (M), sociedad-historia (S-H) e individuo (I)
“Vallejo era el principio y el fin” JMAEl zorro de arriba y el zorro de abajo
Vallejo ← Ѳ  Esfera en dos partes equivalentes, una exterior y otra oculta; con cada uno de sus puntos –en una u otra parte de la misma– equidistantes y con igual rango de valor.  El lenguje, particularmente en Trilce, emana de la línea divisoria entre una y otra parte de la esfera.  Lenguaje liminar.
Eguren  Lenguaje simbolista.  Mundo alterno y alternativo: Realidad/ Noche.
Adán: Asume este mundo, pero en sus fragmentos (Barroco).  El sujeto poético no se da mucha importancia.  El lenguaje brota desde (S-H) –al centro,  tras sucesivos círculos concéntricos, luego de M y más lejos I–, desde la conciencia de esta desubicación y deterioro.  Se adelanta al Barroco-coloquial de los 80-90.
GuevaraDelgadoRomualdo, etc.  El lenguaje parte de M, el círculo concéntrico más periférico a I y a S-H; M en términos de Socialismo.
Eielson [Varela] se halla ausente S-H, el mundo oscila entre M e I; y el lenguaje emana desde la intersección entre M e I (semejante a Paz, “el instante”).  Junto con Szyszlo y MVLL interesados en la cultura y arte precolombinos, pero no en el “cholo calato”.
Sologuren, mundos alternos.  Hasta antes del 60  –mundos paralelos y verticales– de esquema trascendente, neorromántico o neoplatónico; desde Estancias, mundos paralelos y horizontales, de carácter inmanente y ascendencia Zen.
Hinostroza, el M del padre se halla al centro íntimo entre S-H e I; aunque M no trasciende a este último.  La memoria no repara la frustración, carencia o humillaciones del padre; sólo las repite y, al final, las hace suyas.  Todo sucede en el ámbito privado de I.  Semejante a Cisneros, pero en éste las frustraciones representan las de una clase social y su “discreto encanto”; de allí el recurso –uso y abuso– del monólogo dramático.
Luis Hernández Camarero, mundo en carpe diem en plena época naturalista de Hora Zero.  No existe el individuo, el lenguaje brota del estado de intersección o de gracia entre S-H y el mito de un  Sol espléndidamente núbil.
Esquema a desarrollarse, si hay preguntas, en el Cuzco:


miércoles, 23 de noviembre de 2016

EVENTO: WORK IN PROGRESS. CONSTRUYENDO UN POEMA HINOSTROCIANO


La revista Trafalgar Square y SISA, Residencia de artistas, convocan a la construcción de un poema polifónico  en memoria y homenaje a Rodolfo Hinostroza.
 
Para la selección de los participantes, hacen las veces de jurado: Doctora Helena Usandizaga, de la Universitat Autònoma de Barcelona, Dr Pedro Granados, VASINFIN, y Juan Yufra, profesor de la Universidad San Agustín de Arequipa.
 
Los creadores invitados a participar, más de tres y menos de nueve- se alojarán por cuatro días en Sisa, Residencia de artistas. Donde, en aislamiento, además de asistir a las seis conferencias  se dedicarán en forma de taller  a la construcción del poema- homenaje al gran Rodolfo Hinostroza.
 
Contamos, via Skype, con la participación del poeta uruguayo Roberto Echavarren Warke y del poeta cubano-barcelonés Rodolfo Häsler.
 
Los creadores invitados a participar deberán tener menos de treinta años de edad y alguna obra publicada.
El evento se desarrollará del 15 al 18 de diciembre.
 
La lista de invitados participantes se dará a conocer el miércoles 7 de diciembre.
 

Comunicarse a aucells2009@gmail.com
 
 
 

sábado, 29 de octubre de 2016

Ahora que aún estoy vivo


Para R. B. M.

Ahora que aún estoy vivo
Acompáñame poesía
Siempre te amé
Siempre me amaste
Como una madre perdonavidas
Como un padre ausente
Será una pena morir y no poder ya
Llorar de alegría de gratitud
Por tu discreta presencia
De hecatombe
Por la sola mención de tu nombre
Que llena esta página y contradice
Al más arbitrario de los escépticos
Al más osado de los mediocres
Poesía viva
Poesía muerta
Poesía rediviva



Va a “Juicio final”, poemario en preparación y, de modo paralelo, traduciéndose al portugués por Bruno E. Melo Martins.

martes, 11 de octubre de 2016

“El mar como tema estructurante en la Fábula de Polifemo y Galatea de Luis de Góngora”: Recepción

Madoka Tanabe. IMÁGENES DEL MAR EN LA POESÍA DE GÓNGORA: DE LOS ROMANCES PISCATORIOS A LAS SOLEDADES.  Tesis Doctoral.  Director Joaquín Roses Lozano. Universidad de Córdoba, Departamento de Literatura Española, 2015.
La Fábula de Polifemo y Galatea también se desarrolla en la playa, salvo la escena amorosa de Acis y Galatea. Además, los tres personajes principales tienen relación con el mar: Polifemo es hijo de Neptuno; Galatea es una de las ninfas del mar; y Acis también aparece vinculado al mar. Por eso no es extraño, aunque sí significativo en comparación con el estado de la cuestión sobre las Soledades, que varios investigadores hayan indicado la importancia del papel del mar en este poema. Entre ellos me ha resultado muy sugerente el trabajo de Pedro Granados, quien, como señala su título, considera el mar como el «tema estructurante»:
No sólo es el espacio de la anécdota. Ni tampoco es sólo la colección de alusiones mitológicas que brindan los personajes principales de la Fábula (Galatea, Acis, Polifemo), y le otorgan al texto un hilo narrativo y su efecto de realidad. Más bien, pensamos que el tema del mar o, para ser precisos, uno de sus motivos predominantes, está en la base del dinamismo textual, de la proliferación que a todo nivel comprobamos, en este poema de Góngora [Granados [1994], p. 187. También Alexander Parker alude al mar como el marco orgánico del Polifemo, aunque me parece que no profundizó lo suficiente en el tema (en su introducción a Góngora [1983], pp. 114-115)].
Sus aseveraciones son ciertas y, aunque he llegado a proponer un esquema distinto al suyo, el trabajo de Granados me ha ofrecido sugerencias que forman la base del capítulo II, como las de la estructura circular y el paralelismo en los personajes (con el añadido del poeta) (Madoka 5)

Ana González Hernando.  Estudio sobre la recepción crítica de la Fábula de Polifemo y Galatea de Luis de Góngora.
En la búsqueda de análisis temáticos se fundamenta la elevación de los considerados hasta la fecha subtemas al rango de tema autónomo que estructuran el Polifemo a través de la selección significativa de las imágenes que lo representan. Se trata de destacar la manera en que el corpus elegido para los análisis propuestos establece una lógica con el poema y al mismo tiempo estructura el texto general del mismo. Se trata de un tipo de lectura no autoritaria (Granados 196) que se reconoce abierta a más de un sentido e incluso llena de fisuras o fugas pero al mismo tiempo dialógica respecto a la tradición crítica anterior.

lunes, 3 de octubre de 2016

La lengua apenas

Para Magdalena Chocano

La lengua apenas
Pegada al paladar
Como cuando
Uno descubre
El sabor la compañía el amor
Una lengua destrabada
La tuya
Pero no menos en control
En manos del aire
Y hacia lo invisible
Que nos viste
Una migaja para estar
Alegres y uno a uno
Nomás con el agua
No hay diferencias entre tú y yo
Tampoco analogías
Ni singularidades
Dos cantos rodados
Hacia la felicidad
Dos en uno pegados
En la ola
Dos ni ninguno ni nadie ni nada
Con la noche en medio
En medio de la noche


De “Juicio final” (poemario haciéndose)

lunes, 12 de septiembre de 2016

Vallejo/Bukowsky/Granados

Vallejo
Resulta difícil encontrar un tipo
cuyos poemas
no te decepcionen.
Vallejo, en este sentido,
nunca me decepcionó.
Algunos dicen que murió
de tanto pasar hambre.
En todo caso
sus poemas sobre el terror
de quedarse  solo
son de cierto modo amables
y no gritan.
Estamos  hartos
de casi todo el arte.
Vallejo escribe como hombre
no como artista.
Queda más allá
de nuestro comprensión.
Me gusta pensar que Vallejo
vive todavía
y cruza derecho la habitación.
Percibo el sonido de sus pasos
firmes.  Imponderables.

(Versión libre de P.G.)

jueves, 8 de septiembre de 2016

Aguas móviles de la poesía peruana: De los formatos a las sensibilidades

Según Bernat Padró Nieto [“Los salones parisinos de César Vallejo (1924-1926)”.  Vallejo 2016.  Actas del Congreso Internacional Vallejo Siempre.  Lima: Cátedra Vallejo, 2016. 277-290]: “A ojos de Vallejo, tanto los falsos vanguardistas como los neoclasicistas padecían un grave error: reducían el arte y la poesía a una mera cuestión de formatos, que es el aspecto del arte más fácil de imitar y el que antes se banaliza” (278); y enseguida agrega: “Con el desplazamiento del espíritu nuevo de la forma hacia la sensibilidad que la orienta, Vallejo sintetizaba la cuestión de la poesía nueva sin necesidad de asumir como propia la dicotomía vanguardismo-clasicismo […] “La cuestión clave del arte y de la poesía nueva, dice Vallejo, es fisiológica.  Por ello discute la dimensión elitista que pretendían darle [y en la que andaban errados, recuérdese el éxito del Cubismo] Ortega y Gasset o Guillermo de Torre, que consideraban el arte nuevo impopular porque la masa no lo entiende” (286).  Prejuicio que amerita el siguiente corolario de Padró: “La apuesta por la sensibilidad por encima de la forma y la convicción de la dimensión humana de un arte producido desde la sensibilidad, constituían una posición estética extraordinariamente moderna.  Justamente esa dimensión humana podía hacer del arte y la literatura una actividad política [Bourdieu, Rancière, Latour, etc.]” (287).  A lo que cabría añadir, en vistas a dilucidar los alcances de la “sensibilidad vallejiana”,  que ésta no se puede explicar tampoco sin tomar en cuenta su fundamental componente cultural.
Es decir, acaso es tarea de la academia, hoy más que nunca, intentar superar –a modo de un salto cualitativo– las clasificaciones y taxonomías y atrevernos a evaluar la “poesía nueva” en cuanto y en tanto “sensibilidades nuevas” en o para un contexto determinado.  Y, asimismo, atrevernos a trabajar  en el aspecto cultural con opacidades (mixturas, hibrideces, simultaneidades) ya que, de modo casi unánime, partimos de esencialismos o privilegiamos temas o motivos: esta poesía es andina — incluso ‘quechua’– porque habla de determinados temas o con determinado vocabulario; esta otra es del “lenguaje” porque es más o menos metalingüística; o esta otra es “meramente” coloquial o anticuada; etc.  Así no llegamos a ninguna parte; salvo a que nos editen el libro porque cumple de antemano con una agenda de intereses más o menos políticamente correctos; peor aún, más  o menos concertados con la institución literaria vigente o dominante.
En este sentido, los estudios de Antonio Cornejo Polar, de José Antonio Mazzotti, de Luis Chueca y, ahora, de Paul Guillén [“Prólogo” de Aguas móviles.  Antología de poesía peruana 1978-2006 (Lima: Perro de Ambiente, 2016)] — citados aquí porque gravitan, a su vez, en los criterios teóricos del antologador– insisten  en formatear y no decir mucho.  En su descargo, Guillén de algún modo lo admite al decir que los poetas antologados pueden –en la práctica– compartir un poco de cada cosa; es decir, acaso podrían ser  coloquial-surrealistas, aborigen-glosemáticos, concretistas-coloquiales; etc.  Y esto de por sí acaso ya constituya un gesto que amerita un posterior desarrollo.  Otro mérito de Guillén, aquí, es haber prescindido de ciertos autores por inercia previsibles y, en realidad, incluso impresentables.  Y, además, a pesar de ser  Guillén devoto de Hora Zero, mostrarnos probablemente  la mejor muestra de poesía de los 80 –en muchos aspectos fundamentales contraria a Hora Zero— que conocemos.  Atinada  micro-muestra de los 80 por la variedad, sustancialidad y diferencia de los poetas convocados; incluso, una especie de corpus desde donde podemos empezar productivamente a estudiarla.  Ver cómo, por ejemplo, al escribir Roger Santiváñez quizá se arriesga en el lenguaje, pero no en el diseño de su yo poético, por lo general  bien pertrechado, auto-persuadido y docente.  U observar, en el polo opuesto, la extraordinaria evaporación del yo y de sus trabajos en los fragmentos de Magdalena Chocano (bebiendo de Adán, Sor Juana y J. E. Eielson).  De qué manera, el siempre joven Reynaldo Jiménez, no va más allá de un Javier Sologuren oculto o bien camuflado, ya que un mismo –y de similar modo– “azahar” a ambos desvela.  Ver cómo, la siempre joven y guapa, Patricia Alba, es la verdadera madre del cordero; es decir, de la poesía escrita por mujeres de aquellos años; sin el decoro excesivo, más bien ideológico,  de Rosella Di Paolo,  ni  los desplantes de Rocío Silva Santisteban; y no sólo la escrita por las mujeres.   En fin, atisbar  la manera por la cual Domingo de Ramos construye la andanada de sus rompecabezas (“como” + encabalgamiento) sin necesidad de ir más lejos.  Etc, etc., etc.
Los autores incluidos en el libro son: Yulino Dávila, Carlos López Degregori, José Pancorvo, Dida Aguirre, Oswaldo Chanove, Mario Montalbetti, Enrique Sánchez Hernani, José Morales Saravia, Iván Suárez Morales, Pedro Granados, Roger Santiváñez, Magdalena Chocano, Renato Sandoval, Reynaldo Jiménez, Patricia Alba, Eduardo Chirinos, Domingo de Ramos, Rossella di Paolo, Mariela Dreyfus, Rafael Espinosa, Odi Gonzales, Juan de la Fuente, Maurizio Medo, Xavier Echarri, Javier Gálvez, Jorge Frisancho, Willy Gómez Migliaro, Miguel Ildefonso, Victoria Guerrero, Darwin Bedoya, Manuel Fernández, José Carlos Yrigoyen, Giancarlo Huapaya, Andrea Cabel y Tilsa Otta.

miércoles, 31 de agosto de 2016

Taller de Poesía en el MALI


"Fragmento y memoria cultural"
Taller de activación de los “saberes y sentidos” que, en tanto asistentes, traemos al aula. Se trata, en lo fundamental, de dinámicas de grupo o performances de escritura donde, aunque nunca de modo principista o rígido, se ensaya poner juntos tanto el “campo não-hermenêutico” como el “campo hermenéutico” (Gumbrect); es decir, aquello que podemos describir y analizar y aquello que queda en los márgenes de lo indeterminado; es decir, esto último, lo que informa el ámbito del afecto, lo intuitivo y los sentimientos.
Lugar: Museo de Arte de Lima - MALI (Paseo Colón 125, Lima 1)
Horarios y fechas: De 7:00 p.m. a 10:20 p.m. (Jueves 20 y 27 de octubre; 3, 17 y 24 de noviembre; 1 de diciembre).

MAYOR INFORMACIÓN

Aguas móviles de la poesía peruana: De los formatos a las sensibilidades

Según Bernat Padró Nieto [“Los salones parisinos de César Vallejo (1924-1926)”.  Vallejo 2016.  Actas del Congreso Internacional Vallejo Siempre.  Lima: Cátedra Vallejo, 2016. 277-290]: “A ojos de Vallejo, tanto los falsos vanguardistas como los neoclasicistas padecían un grave error: reducían el arte y la poesía a una mera cuestión de formatos, que es el aspecto del arte más fácil de imitar y el que antes se banaliza” (278); y enseguida agrega: “Con el desplazamiento del espíritu nuevo de la forma hacia la sensibilidad que la orienta, Vallejo sintetizaba la cuestión de la poesía nueva sin necesidad de asumir como propia la dicotomía vanguardismo-clasicismo […] “La cuestión clave del arte y de la poesía nueva, dice Vallejo, es fisiológica.  Por ello discute la dimensión elitista que pretendían darle [y en la que andaban errados, recuérdese el éxito del Cubismo] Ortega y Gasset o Guillermo de Torre, que consideraban el arte nuevo impopular porque la masa no lo entiende” (286).  Prejuicio que amerita el siguiente corolario de Padró: “La apuesta por la sensibilidad por encima de la forma y la convicción de la dimensión humana de un arte producido desde la sensibilidad, constituían una posición estética extraordinariamente moderna.  Justamente esa dimensión humana podía hacer del arte y la literatura una actividad política [Bourdieu, Rancière, Latour, etc.]” (287).  A lo que cabría añadir, en vistas a dilucidar los alcances de la “sensibilidad vallejiana”,  que ésta no se puede explicar tampoco sin tomar en cuenta su fundamental componente cultural.
Es decir, acaso es tarea de la academia, hoy más que nunca, intentar superar –a modo de un salto cualitativo– las clasificaciones y taxonomías y atrevernos a evaluar la “poesía nueva” en cuanto y en tanto “sensibilidades nuevas” en o para un contexto determinado.  Y, asimismo, atrevernos a trabajar  en el aspecto cultural con opacidades (mixturas, hibrideces, simultaneidades) ya que, de modo casi unánime, partimos de esencialismos o privilegiamos temas o motivos: esta poesía es andina — incluso ‘quechua’– porque habla de determinados temas o con determinado vocabulario; esta otra es del “lenguaje” porque es más o menos metalingüística; o esta otra es “meramente” coloquial o anticuada; etc.  Así no llegamos a ninguna parte; salvo a que nos editen el libro porque cumple de antemano con una agenda de intereses más o menos políticamente correctos; peor aún, más  o menos concertados con la institución literaria vigente o dominante.
En este sentido, los estudios de Antonio Cornejo Polar, de José Antonio Mazzotti, de Luis Chueca y, ahora, de Paul Guillén [“Prólogo” de Aguas móviles.  Antología de poesía peruana 1978-2006 (Lima: Perro de Ambiente, 2016)] — citados aquí porque gravitan, a su vez, en los criterios teóricos del antologador– insisten  en formatear y no decir mucho.  En su descargo, Guillén de algún modo lo admite al decir que los poetas antologados pueden –en la práctica– compartir un poco de cada cosa; es decir, acaso podrían ser  coloquial-surrealistas, aborigen-glosemáticos, concretistas-coloquiales; etc.  Y esto de por sí acaso ya constituya un gesto que amerita un posterior desarrollo.  Otro mérito de Guillén, aquí, es haber prescindido de ciertos autores por inercia previsibles y, en realidad, incluso impresentables.  Y, además, a pesar de ser  Guillén devoto de Hora Zero, mostrarnos probablemente  la mejor muestra de poesía de los 80 –en muchos aspectos fundamentales contraria a Hora Zero— que conocemos.  Atinada  micro-muestra de los 80 por la variedad, sustancialidad y diferencia de los poetas convocados; incluso, una especie de corpus desde donde podemos empezar productivamente a estudiarla.  Ver cómo, por ejemplo, al escribir Roger Santiváñez quizá se arriesga en el lenguaje, pero no en el diseño de su yo poético, por lo general  bien pertrechado, auto-persuadido y docente.  U observar, en el polo opuesto, la extraordinaria evaporación del yo y de sus trabajos en los fragmentos de Magdalena Chocano (bebiendo de Adán, Sor Juana y J. E. Eielson).  De qué manera, el siempre joven Reynaldo Jiménez, no va más allá de un Javier Sologuren oculto o bien camuflado, ya que un mismo –y de similar modo– “azahar” a ambos desvela.  Ver cómo, la siempre joven y guapa, Patricia Alba, es la verdadera madre del cordero; es decir, de la poesía escrita por mujeres de aquellos años; sin el decoro excesivo, más bien ideológico,  de Rosella Di Paolo,  ni  los desplantes de Rocío Silva Santisteban; y no sólo la escrita por las mujeres.   En fin, atisbar  la manera por la cual Domingo de Ramos construye la andanada de sus rompecabezas (“como” + encabalgamiento) sin necesidad de ir más lejos.  Etc, etc., etc.

Los autores incluidos en el libro son: Yulino Dávila, Carlos López Degregori, José Pancorvo, Dida Aguirre, Oswaldo Chanove, Mario Montalbetti, Enrique Sánchez Hernani, José Morales Saravia, Iván Suárez Morales, Pedro Granados, Roger Santiváñez, Magdalena Chocano, Renato Sandoval, Reynaldo Jiménez, Patricia Alba, Eduardo Chirinos, Domingo de Ramos, Rossella di Paolo, Mariela Dreyfus, Rafael Espinosa, Odi Gonzales, Juan de la Fuente, Maurizio Medo, Xavier Echarri, Javier Gálvez, Jorge Frisancho, Willy Gómez Migliaro, Miguel Ildefonso, Victoria Guerrero, Darwin Bedoya, Manuel Fernández, José Carlos Yrigoyen, Giancarlo Huapaya, Andrea Cabel y Tilsa Otta.

jueves, 18 de agosto de 2016

Mar de Lambayeque

Todo cráneos
Todo cláxones
Todo polvo funerario
Entre las ramas de los árboles
El mohín de los bebés
Los párpados de mis atareados paisanos
Campos de labranza
Del otro mundo
Mentes taconeadas de tierra
Arenas que el colibrí fue liberando
Desde tiempos inmemoriales
Sobre el corazón y el amor y la esperanza
Arena 

2: 30 pm.

jueves, 4 de agosto de 2016

Tardíos setenta: el caso de la poesía de Pedro Granados/ Gaspare Alagna

Pedro Granados publicó Sin motivo aparente bajo el sello de Cuadernos del Hipocampo que dirigiera el ilustre narrador, hoy desaparecido, Luis Fernando Vidal. La edición, de escasos trescientos ejemplares, salió adelante gracias a unos bonos de pre-publicación que circularon sobre todo en los claustros de la Universidad Católica, donde Granados estudiaba literatura, y en la facultad de Letras de la UNMSM donde Vidal era ya un reconocido y muy estimado joven profesor. El volumen era el tercero de una “Serie de las primicias”, colección que se había iniciado en 1977 con Discurso de las intenciones puras, de Jorge Luis Roncal, y Furia de la arcilla de Carmen Luz Bejarano. Luego, entre otros numerosos títulos, vendría por ejemplo Antes de la muerte (1979), de Roger Santiváñez, o –ya en los 80– un poemario muy afortunado en su recepción como lo fue Noches de Adrenalina (1981) de Carmen Ollé.
Sin motivo aparente no cayó en saco roto, casi inmediatamente fueron apareciendo breves reseñas, alguna entrevista al autor y comentarios de la crítica de ese entonces. Por ejemplo, parte del cuestionario de Luis Freyre a Pedro Granados, en “4 Palabras Con…” (La Prensa, 27/06/1978), va como sigue:

 http://www.omni-bus.com/n5/pgranados.html

sábado, 23 de julio de 2016

AL FILO DEL REGLAMENTO (Poesía: 1978-2005)


La poesía de Pedro Granados (Lima, 1955) irrumpe en el contexto peruano altamente politizado de los años 70. Su poesía fue y es, incluso hasta ahora mismo, un gesto de estilo incomprendido, pero no por ello quizá menos asimilado en secreto, particularmente por los otros poetas de su generación. La palabra de Granados refulge viva y joven hoy más que nunca; ha sabido no envejecer prematuramente.
Mirada Malva edita su poesía reunida con Al filo del reglamento, en la que se incorpora el poemario inédito [a la fecha] Soledad impura, escrito entre los años 2003 a 2005.


http://www.miradamalva.com/biblioteca/Al%20filo%20del%20reglamento.pdf

viernes, 8 de julio de 2016

Cuando pasa por la voz


En la sección Cuando pasa por la Voz, de La Máquina del Pensar, que dirige Pablo Silva Olazábal en Radio Uruguay, el poeta peruano Pedro Granados lee poemas de su autoría.


 

viernes, 24 de junio de 2016

[Miro la herida]


La voz hidrata el texto más reseco
Kenneth Goldsmith

Miro la herida
Que me inflingió la correa
De la cual por un momento
Mi perro se liberó
Mi muñeca sobre el césped
La correa quemando
Mi cabeza hacia mi perro
Y un poquito más allá
Hacia el niño
Al que se dirigía mi perro
Que no muerde pero ladra
Muy feo
Y es como si mordiera
Mi muñeca sin piel
Hasta hace ahora mismo que
--y luego de varios días-- cicatriza
Donde justo iría la correa del reloj
Una costra humana  en vez de la esfera
De la que me ha liberado mi perro